Infertilidad masculina

La infertilidad masculina es la incapacidad del hombre para fertilizar los óvulos. La fertilidad masculina puede estar condicionada por trastornos hormonales o endocrinológicos; enfermedades infecciosas o condiciones inflamatorias; trastornos inmunológicos; factores ambientales y de estilo de vida; o enfermedades genéticas asociadas con anomalías del esperma.

Causas de la infertilidad masculina

Las causas principales de la infertilidad masculina están relacionadas con algún tipo de anomalía en la producción de esperma.
– La azoospermia es el término médico que designa la ausencia de espermatozoides en el esperma. 

– Otras anomalías relacionadas con la producción de esperma son la disminución del número de espermatozoides, la falta de movilidad y la morfología de los espermatozoides (teratozoospermia).

El seminograma es la prueba básica para evaluar el semen y profundizar en el estudio de la infertilidad masculina. El seminograma consiste en recoger una muestra de semen con el fin de analizar estas anomalías.

Otra causa de infertilidad masculina es un problema con la eyaculación.

La eyaculación retrógrada consiste en una emisión retrógrada del semen hacia la vejiga, durante la eyaculación, a causa de un cierre deficiente del cuello de la vejiga; de manera que el semen se devuelve hacia ésta en lugar de salir en dirección fuera del pene. La eyaculación retrógrada puede ser causada por una cirugía previa de próstata o uretra, diabetes, algunos medicamentos, incluyendo algunos fármacos para tratar la hipertensión, por la cirugía del cáncer de testículo o puede ser de causa desconocida.

Además, de la eyaculación retrógrada existe la aneyaculación que es la ausencia total de semen en la eyaculación. Es decir, el hombre alcanza el orgasmo y siente placer en ello, pero no existe la emisión de líquido seminal.

La aneyaculación puede deberse a intervenciones quirúrgicas en la próstata, trastornos neurológicos variados, efectos secundario de algunos medicamentos, a la diabetes o a ciertas lesiones de la médula.

Los factores ambientales también influyen en la fertilidad del hombre, provocando una menor producción de espermatozoides. Los malos hábitos alimentarios, el consumo de alcohol, tabaco, drogas y el estrés generan una falta hormonal grave, que puede influir en la producción de espermatozoides y en la calidad la eyaculación.

En algunos casos, la infertilidad masculina es de origen desconocido. Esto se denomina infertilidad idiopática o inexplicada.

Top