¿Qué es la donación de óvulos?

FIV-ICSI-e1466601048653.jpg

La donación de óvulos es un acto solidario y voluntario de aquellas mujeres jóvenes que desean ayudar a otras pacientes o parejas que tienen problemas para tener hijos con sus propios óvulos.

De forma natural, una mujer produce cada mes un óvulo maduro. Si este es fertilizado se convertirá en embrión y se producirá el embarazo. Sin embargo, se perderá durante la regla en caso de que no sea fecundado.

Una mujer joven sana dispone de unos 400.000 ovocitos (óvulos inmaduros) en sus ovarios. Durante el periodo fértil de su vida, aproximadamente entre 350 y 400 llegarán a madurar y por lo tanto a tener la posibilidad de ser fecundados.

Pero cuando una mujer desea quedar embarazada y no tiene la posibilidad de disponer de sus propios óvulos porque no tienen la calidad suficiente o por cualquier otro problema, puede plantearse recurrir a un programa de donación de óvulos.

Según la Ley de Técnicas de Reproducción Asistida 14/2006, la donación de óvulos es altruista, por lo que no puede tener carácter lucrativo. Sin embargo, dado que la donante se somete a un tratamiento de estimulación ovárica y posterior extracción de los óvulos bajo anestesia general, se permite la compensación económica por el tratamiento al que se verá sometida y los desplazamientos ocasionados. Además, es un acto anónimo que garantiza la confidencialidad de los datos de identidad de la donante y de la receptora. 

La donación de óvulos es una intervención sencilla y de corta duración (20 minutos aproximadamente). Además, la donante no siente dolor en ningún momento porque está anestesiada.

Requisitos para ser donante

Cualquier mujer sana que reúna las condiciones que establece la legislación puede llevar a cabo una donación de óvulos. Para ello, las donantes tienen que cumplir una serie de requisitos para asegurar que están en buenas condiciones físicas y psicológicas, entre ellos:

  • Tener más de 18 años y no superar los 35 años (la edad límite no está establecida por ley pero es la que establecen la mayoría de las clínicas de fertilidad).
  • Poseer un historial familiar negativo de enfermedades de transmisión genética.
  • No poseer ninguna enfermedad de transmisión sexual.
  • Buen estado físico y mental.

Además de estos requisitos, la donante deberá someterse a una serie de pruebas médicas y entrevistas psicológicas que garanticen con total seguridad que está capacitada para ser donante y antes de comenzar el procedimiento deberá firmar un documento de consentimiento.

Procedimiento de la donación de óvulos

El primer paso es preparar a la donante y sincronizar su ciclo menstrual con el de la paciente. Por lo tanto, la donante y la receptora deben encontrarse en la misma fase de su período.

Donante

Como de forma natural sólo se desarrolla un óvulo cada mes en los ovarios de una mujer, la donante recibe un tratamiento para estimular su ciclo ovárico y garantizar la eficacia de la donación. De este modo, se consigue que madure más de un óvulo para la donación, ya que no todos los óvulos obtenidos llegan a ser realmente útiles o no llegan a ser fecundados.

Durante este tiempo se realizan chequeos rutinarios mediante ecografías, análisis… para controlar el desarrollo de los ovocitos y, una vez que están maduros (óvulos), se extraen vía transvaginal.

La receptora

Para poder llevar a cabo el proceso, el ciclo ovárico de la receptora debe sincronizarse con el de la donante, de forma que coincida el momento de la ovulación. Por ello, la receptora de los óvulos recibe medicación adecuada que le preparará el endometrio para recibir y albergar al embrión.

Tratamiento de fertilidad óvulos donadosFIV-ICSI

La técnica de reproducción asistida que se debe aplicar cuando una mujer necesita los óvulos de una donante es la fecundación in vitro (FIV). Se trata de una técnica utilizada frecuentemente para tratar problemas de fertilidad en parejas estériles y consiste en fecundar los óvulos obtenidos de la donante con semen de la pareja de la receptora o de un donante en un medio especial del laboratorio.

Para aumentar la tasa de fecundación se suele emplear la FIV mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Consiste en una manipulación microscópica con una aguja muy fina, mediante la cual se introduce manualmente un espermatozoide en el interior del óvulo. Este óvulo, una vez fecundado, es el que se transfiere, al útero de la receptora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top