La astenozoospermia

asterozoospermia-e1467625924107.jpg

La astenozoospermia es la disminución de la movilidad de los espermatozoides del hombre. En el ámbito coloquial se le conoce como “espermatozoides vagos” y puede diagnosticarse a través de un simple seminograma o análisis de semen. Según los criterios de la última edición del manual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) un hombre padece astenozoospermia cuando en el eyaculado hay menos del 32% de espermatozoides con movilidad progresiva (espermatozoides que se desplazan).

La astenozoospermia es la alteración seminal más frecuente y causa infertilidad debido a que impide que los espermatozoides se desplacen hasta el óvulo y lo penetren para poder fertilizarlo. 

Causas de la astenozoospermia

Aunque las causas de la astenozoospermia no se conocen con exactitud, sabemos que la movilidad de los espermatozoides puede verse afectada por factores como:

  • Teratozoospermia: si existe alteración en la forma de los espermatozoides.
  • Varicocele
  • Infecciones seminales
  • Problemas testiculares
  • Presencia de anticuerpos antiespermáticos
  • Mala alimentación
  • Consumo excesivo de alcohol, cafeína, tabacou otras drogas como cocaína y marihuana
  • Exposición a agentes tóxicos como solventes químicos o insecticidas
  • Tratamientosoncológicos como la quimioterapia y la radioterapia
  • Episodios febriles
  • Hábitos inadecuados que provocan aumento de temperatura testicular (saunas, ropa ajustada…).
  • Edad avanzada (la movilidad de los espermatozoides disminuye después los 45 años)

Tratamientos para lograr el embarazo cuando se padece astenozoospermia

Dependiendo del grado de astenozoospermia se pueden valorar distintos tratamientos para lograr un embarazo:

  • La fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), que consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente en el citoplasma de un óvulo maduro mediante una aguja microscópica. Esta técnica ofrece las mayores tasas de embarazo gracias a que evita que los espermatozoides deban trasladarse para fertilizar al óvulo.
  • La fecundación in vitro, que permite unir al óvulo y los espermatozoides en un laboratorio especializado y aumenta así la probabilidad de fecundación.
  • La inseminación artificial, en la que los espermatozoides previamente capacitados del hombre se introducen al útero de la mujer justo en el momento de la ovulación. Este método se utiliza para facilitar la fecundación en parejas con astenozoospermia moderada y sólo se recomienda cuando la mujer es menor de 35 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top