Inseminación Artificial de Donante (IAD)

inseminacion-artificial-donante1-e1416420415947.jpg

La inseminación artificial de donante consiste en colocar en el útero los espermatozoides de un banco de semen. Para ello, por un lado es necesario monitorizar el ciclo menstrual de la mujer con el fin de detectar el momento idóneo de la ovulación. Por otro, se prepara una muestra de semen de donante para introducirla dentro del útero y facilitar así su encuentro con los óvulos.

El semen procede, en este caso, de un donante anónimo y se emplea cuando no puede utilizarse el semen de la pareja por diferentes motivos, entre ellos, la azoospermia o cuando la mujer no tiene pareja masculina.

Este tipo de inseminación es una técnica sincilla y muy eficaz, ya que la muestra de semen presenta unas condiciones óptimas de calidad y cantidad de espermatozoides al proceder de un varón sano, cuya producción espermática se ha estudiado previamente para descartar cualquier patología.

La IAD artificial se emplea en casos de infertilidad masculina, en casos en los que se puede transmitir una enfermedad hereditaria a los inseminacion-artificial-donantehijos, en casos de incompatibilidad de Rh y en casos en que la mujer desea tener un hijo sin relaciones sexuales.

La principal diferencia entre la inseminación artificial de donante y la inseminación artificial conyugal es la obtención del semen. Los demás puntos del proceso son prácticamente idénticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top