Fecundación in Vitro
La Fecundación In Vitro (FIV) es una de las técnicas más utilizadas en Reproducción Asistida. Consiste en fecundar en el laboratorio el óvulo con el espermatozoide, con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferirlos después al útero materno.

La fecundación in vitro es una técnica que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide en un laboratorio con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferirlos al útero materno. La FIV es el principal tratamiento para la esterilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no han tenido éxito.

Si los óvulos de la mujer están en buen estado se extraen con una finísima aguja y se introduce un espermatozoide dentro de cada óvulo para fecundarlo. Es lo que se conoce como inyección intracitoplasmática de espermatozoides o ICSI, (Intra Cytoplasmic Sperm Injection). Una vez fecundado, el óvulo se convierte en preembrión y se coloca en el útero para que siga su desarrollo. Cuando se sospecha que puede haber alteraciones en los espermatozoides, se seleccionan sólo los morfológicamente sanos. Es lo que se llama IMSI o Inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (Intracytoplasmic morphologically-selected sperm injection).

Al igual que en la inseminación artificial, en la fecundación in vitro el semen puede ser de la pareja o de un donante anónimo. En el caso de que una mujer no produzca óvulos o que estos no estén en forma, una donante anónima aporta el suyo y, como en el caso anterior, se insemina con un espermatozoide, de la pareja o de un donante, y se coloca en el útero para que siga su desarrollo.

Top